domingo, 2 de marzo de 2008

USANDO LO QUE DIOS NOS HA DADO

(Romanos 12:5)

Rom. 12:5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.


Dios merece lo mejor de ti. Él nos formó con un propósito y espera que explotes al máximo lo que te ha dado. Él no quiere que envidies ni te preocupes de las habilidades que no posees, si no que te enfoques en los talentos que te ha dado. Cuando intentas servir a Dios de manera para las que no estás formado, es como meter un cubo a la fuerza dentro de un círculo, es frustrante y produce resultados limitados. También es una perdida de tiempo, de tu talento y de tu energía.
La mejor manera de vivir tu vida es sirviendo a Dios de acuerdo a tu FORMA, para lo cual debes descubrir los dones, aprender a aceptarlos y a disfrutarlos de modo que puedas desarrollarlos a tu máxima expresión. No dejes que otro día se te vaya.
Encuentra y clarifica lo que Dios quiere que seas y hazlo. La Biblia dice en Efesios 5:12 “Por eso no se dejen estar, descubran cual es la voluntad de Dios” ¿Cómo descubro esta voluntad de Dios?

1.- COMIENZA EVALUANDO TUS DONES Y RECURSOS.

Tómate un tiempo, mira honestamente en lo que eres bueno y en lo que no lo eres. Pablo aconsejó en Romanos 12:3 “Que no tengamos más alto concepto de si que el que debemos tener…” Pregúntales a otras personas su opinión sincera, la verdad y no cumplidos. Los dones Espirituales y las habilidades naturales son siempre confirmados por otros Ejemplo. “Si quieres saber si tienes el don del liderazgo ¡ mira sobre tus hombros! Si nadie te sigue, no eres un líder”
Hazte las siguientes preguntas:
¿Dónde he visto frutos en mi vida que otras personas puedan confirmarlo?
¿En qué he visto que soy exitoso?
La mejor manera de descubrir tus dones y habilidades es experimentando en las diferentes áreas de servicio. Comienza sirviendo. Experimenta en diferentes ministerios y descubrirás tus dones. Hasta que realmente no te involucres en el servicio, no sabrás para qué eres bueno.
Tienes docenas de habilidades y dones escondidos que no sabes que los tienes por que nunca los has puesto a prueba. A sí es que comienza ha hacer cosas que nunca haz hecho. No importa como seas no dejes de experimentar.
No trates de encontrar tus dones antes de enrolarte a servir en algo, simplemente comienza a servir ya.
Descubre tus dones, involúcrate en el ministerio, intenta enseñar, dirigir, organizar, tocar un instrumento, o trabajar con los jóvenes. Etc. hasta que realmente no te involucres en el servicio, no sabrás para qué eres bueno. Si no funciona lo que hacer llámalo “EXPERIMENTO” pero no fracaso. No olvides que estás descubriendo para qué eres bueno.


2.-CONSIDERA LAS OPORTUNIDADES Y LA PERSONALIDAD

Gálatas 6:4 “Cada uno someta a prueba su propia obra…”
Esto ayuda a recibir retroalimentación de quienes mejor te conocen, pregúntate a ti mismo:
¿Qué es lo que realmente disfruto hacer?
¿Cuándo me siento completamente vivo?
¿Me gusta la variedad o la rutina?
¿Prefiero servir en equipo o por mi mismo?
¿Soy extrovertido o introvertido?
¿En que disfruto más, compitiendo o cooperando?

3.-EXAMINA TUS ANTECEDENTES Y EXTRAE LAS LECCIONES QUE APRENDISTE.

Revisa tu vida y piensa en como ha sido formada. Que dice Moisés en Deuteronomio 11:2 “No deben olvidar lo que Dios hizo por el pueblo en el desierto”. Raras veces vemos el buen propósito de Dios en el dolor, en el fracaso o la vergüenza mientras lo vivimos. Cuando Jesús le lavó los pies a Pedro, le dijo ahora no puedes entender lo que hago, pero después lo entenderás Juan 13:7.
Tu forma fue determinada soberanamente por Dios para su propósito, de manera que no puedes resentirte o rechazarla.
Parte de aceptar tu forma es reconocer tus limitaciones. Nadie es bueno en todas las cosas y ninguno es llamado a hacerlas todas. Cada uno tiene sus roles definidos.
Tu forma determina tu especialidad. Cuando tratamos de ampliar demasiado nuestro ministerio más allá del radio de acción, para el que Dios nos ha formado, sufrimos estrés. Así como una competencia, a cada corredor se la da un carril para que corra en el, individualmente debemos correr con paciencia como dice el libro de Hebreos 12:1. No tengas envidia de los corredores de la línea próxima a la tuya, sólo enfócate en terminar tu carrera. Gálatas 6:4 “Entonces tendrá motivo de gloriarse…”
Satanás tratará de robarte el gozo del servicio, de dos maneras:
1.-Tentándote para que te compares tu ministerio con los de otros
2.-Tentándote a conformar tu ministerio con las expectativas de los otros.
Ambas son trampas mortales que te distraerán del servicio de la manera que Dios quiere que le sirvas.
Una de las razones por las que Pablo fue grandemente usado por Dios fue por que rechazó ser distraído por la crítica o por la comparación de su ministerio con el de otros.
Debemos cultivar nuestros dones y habilidades manteniendo nuestros corazones ardientes, creciendo en nuestro carácter y personalidad, ampliando nuestras experiencias de manera que cada vez seamos más eficaces en el servicio. Si no ejercitas tus músculos se debilitan y atrofian. De la misma manera, si no utilizas las habilidades y destrezas que Dios te ha dado, las perderás.
Cualquiera de los dones que hayas recibido podrá crecer y desarrollarse mediante la práctica, por ejemplo. Nadie tiene el don de la enseñanza totalmente desarrollado, pero con estudios, retroalimentación y práctica, el buen maestro podrá convertirse en uno mejor, con el tiempo crecerá y se convertirá en un maestro excelente.
No te conformes con un don desarrollado a medias. Esfuerzote al máximo para aprender todo lo que puedas. Aprovecha cada oportunidad de entrenamiento para desarrollar tu forma y tus destrezas de servicio.
2º de Timoteo 2:15 “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, y que usa bien la palabra de verdad”


Editado por Adolfo Vásquez Rocca para el sitio Web / Blog de Apologética cristiana administrado por el maestro Alvaro Donoso Ávila y Asesorado por el pastor Vicente Ulloa.

Iglesia © 2008 Las Asambleas de Dios de Viña del Mar - Cristo el Fundamento, Calle Quillota 575, Viña del Mar.


http://honduras.shinranet.com/imagenes/Tintero.jpg